La artista Tana Garrido y mujeres cubanas de origen vasco repiensan el género y las fronteras

Fotografía Tana Garrido (Twitter Azkuna Zentroa)

La artista audiovisual Tana Garrido (Tarragona, 1989) se ha adentrado este verano en las vidas de varias mujeres vasco-cubanas que habitan en la capital habanera, para repensar los lazos entre género, territorio y memoria, aupada por la residencia de Prácticas Artísticas de Alhóndiga de Bilbao.

Tal residencia se otorgará en paralelo a un artista cubano, en colaboración con el estudio de Carlos Garaicoa. Quien la reciba en la Isla deberá instaurar un diálogo similar en Bilbao, durante su estancia allí en los meses finales de 2019. Ambos creadores expondrán su obra al concluir el período, justamente en la Alhóndiga. Otros artistas que han disfrutado de este espacio han sido Taxio Ardanaz, Miriam Isasi y Jose Ramón Ais.

Según ha reportado Naiz:

[Esta residencia] promueve el intercambio entre artistas de Cuba y Euskal Herria a través de un periodo de investigación en ambos espacios que favorece la investigación y el trabajo en diferentes contextos artísticos.

Durante los meses de junio y julio, Tana Garrido ha llevado a cabo un observatorio audiovisual sobre el espacio doméstico cubano contemporáneo, con varias fases de desarrollo. Una primera de contacto con el entorno, una segunda de documentación y una tercera de materialización.

[…]

Tana Garrido ha trabajado en torno a varias mujeres cubanas de ascendencia vasca, con el fin de reflexionar a partir de sus testimonios sobre los vínculos existentes entre género, territorio y memoria. En una segunda etapa, ya en Bilbao, la autora continuará su investigación asociando los recuerdos narrados por las protagonistas cubanas con el territorio vasco.

Leer la nota completa aquí.

avatar