‘Composition with three male nudes’ (detalle), Egon Schiele, 1910

PRO/LOGOS: laissez-moi frapper l’oeil

Aquí, aunque abras y cierres bien los ojos, te aseguro que
siempre vas a ver lo mismo: tachonazos de una escritura
flamboyant sombreando a un YO que no se sabe muy bien de
dónde parte, vendas apoyadas a un YO tumefacto que flota,
se golpea e interrumpe sin aspirar a lo definitivo, polvo muy
blanco que se amontona a inventores, maestros, diluidores,
a un YO escrito que es y está, insiste parado, arrodillado o
en cuatro patas, en la propia dispersión de su centro con un
único principio, fijarse a todo lo que ha existido, fijarse a
todo lo que realmente ha sido y soñado. Un YO frondoso,
libro, que posterior a una explosión, gira hinchado en el
eco de las cosas hechas y rehechas, escritas y reescritas,
idolatradas, consumidas y olvidadas en la inscripción de la
vida a la luz de tres hombres: Ezra Pound, Lorenzo García
Vega y Severo Sarduy, hombres que desde arriba me ven
mareado, me ven entrando al juego de la representación
como único soporte, entrando al juego de la simulación
para entender el propio peso de mi imagen que intenta por
sí sola decirse, persiguiendo con vicio la unión a un cuerpo
ahora que todo sigue existiendo para terminar en un libro,
hoy, que por necesidad y repugnancia del mismo mundo,
prefiero ser adicto a toda situación que goce ser sexualizada,
a toda palabra (imagen) que se hace y hago cuerpo, al cuerpo
(mío) que convierto en un cuadro de palabras (imágenes)
donde lo que ilusiona, es que todo lo que se considere puro
se confunda enteramente, seamless, en la furia de mi YO
en expansión, YO que, apocando la realidad confirmada,
machaca la experiencia (mejorada) de mi YO esteta, hoy,
ahora, que puedo afirmar sin miedo, que todo existe para
terminar en una selfie.

Lonely Lulu assemblé de mots

31 de mayo de 2201, parto natural

4 puntos tatuados, única vía.
Península.
Linfoma.
Catéter.
Cañón.

4 puntos erizados, única coincidencia.
Pecho.
Costillas.
Debilidad.
Mano que desea y aparta.
Mano mojada y precavida.

Paso al acto.
Paso a la posibilidad de que el dolor se sienta.
La meto de frente.
La meto con equilibrio.
Mon oeil se ríe y expande en la superficie.
Mon oeil, copia y simulacro.
Mon oeil, síndrome agrandado, presiona y retrocede,
protegido y resbaloso, propagándose de vena en vena.

4 puntos terminales.
4 puntos solos.
4 puntos rojos azulados.
4 puntos pregunta.
La volverías a meter?

Paso al acto obviando el aturdimiento.
Paso, potencialmente mortal, a la exposición que incluye
pruebas, temor y deleite, rara ocasión de la comunicación
en el mismo idioma.
Paso, idioma, cabeza calva.
Cabeza de frente.
Articulaciones y huesos.
Carencias comunes y posibles.
Idioma, mon oeil de frente.
Uretra tapada.
Visión borrosa.
Médula.
Testículos.
Riñones.

4 puntos borrachos, única salvación.
Agudos.
Desplazados.
Normales.
Presentes y no específicos.
Perdiendo el peso posible y detestable mediante el sudor
y las imágenes.

Paso al acto.
Paso a la observación.
Convulsión y vómito.
Conocimiento que no afecta lo que meto.
Lo que meto animal, superior e inmediato, en la lengua
que escondo, en la lengua que encargo y escribo.
Lengua en el suelo e inflamada, visible y líquida,
prometida a toda masa en formación.
Masa altar sitiado.
Masa escondite debajo de la piel.
Masa fermentación y síntoma, proveniente del interior
del pecho o del abdomen.
Masa madre e hijo, golpe al ojo, golpe snob y
desentendido.
Masa que meto adormecido, con las piernas abiertas,
temblando de necesidad frente a la felicidad alcanzada.
Masa que muestro sin prejuicio con mi habilidad para
provocar placer, con mi habilidad para entregarme
boquiseco a la bendita coincidencia.

4 puntos defensivos.
Moretón.
Mareo.
Acumulación.
Notoriedad como llenura.

Punto y acto que inflama todo borde.
Tráquea.
Aorta.
Corazón.
Continente.

Punto y acto que reclamo frente al ojo de mi cámara.
Frente al único ojo que golpeo contra mí.

DAMIÁN PADILLA
Damián Padilla (Camagüey, Cuba, 1988), fijado al amparo de un bosque/claro, creó a Dígito Uhrbach, personaje y seudónimo bajo el cual publicó su primer libro/flecha Muyuyo (2014), primer grito y pose adolescente, que como respuesta a los años de refugio abandonó con llanto para establecer su ser y nombre real, ser y nombre real bajo el cual, dueño de toda responsabilidad, publicó su segundo libro/pulsión Phana (2016). Su primera novela, Huevo amarillo de mármol, continúa en proceso de preparación en algún archivo secreto de Bokeh. Actualmente reside en Toronto, limbo donde escribe todo lo que, respondiendo a alguna forma de belleza, vaya en contra de la moral. Le Quadruple Coup d’Oeil (2018) es su último libro/selfie/copia/simulacro.
avatar