ʻLos académicosʼ (detalle), Antonia Eiriz

En la ciudad de La Habana, a los veinte y dos días del mes de octubre del año mil novecientos sesenta y ocho, reunidos para otorgar el Premio de Poesía “Julián del Casal”, convocado por la Unión de Escritores y Artistas de Cuba, acuerdan dar el premio número 31, título: Fuera del juego, lema “Vivir la vida no es cruzar un campo”. Acuerdo único que se toma por unanimidad, ya que J. M. Cohen, de regreso a su país, ha dejado su voto por escrito, coincidente con los cuatro miembros restantes del Jurado. Y para general conocimiento firmamos,

José Z. Tallet, Manuel Díaz Martínez, César Calvo, José Lezama Lima

Voto por escrito de J. M. Cohen

Género: poesía
Número: 31
Lema: Vivir la vida no es cruzar un campo.
Título: Fuera del juego
Opinión: Este libro habría ganado un premio en cualquier país del mundo occidental.

Voto razonado del jurado

Los miembros del jurado del género poesía que hemos ac­tuado en el concurso UNEAC de 1968, acordamos unánime­mente conceder el Premio “Julián del Casal” al libro intitulado Fuera del juego, de Heberto Padilla.

Puesto que ningún otro libro, a nuestro juicio, tenía méritos suficientes para disputarle el premio al que resultó vencedor, acordamos, además, no otorgar menciones honoríficas.

Consideramos que, entre los libros que concursaron, Fuera del juego se destaca por su calidad formal y revela la presencia de un poeta en posesión plena de sus recursos expresivos.

Por otra parte, en lo que respecta al contenido, hallamos en este libro una intensa mirada sobre problemas fundamentales de nuestra época y una actitud crítica ante la historia. Heberto Padilla se enfrenta con vehemencia a los mecanismos que mue­ven la sociedad contemporánea, y su visión del hombre dentro de la historia es dramática y, por lo mismo, agónica (en el sen­tido que daba Unamuno a esta expresión, es decir, de lucha).

Padilla reconoce que, en el seno de los conflictos a que lo somete la época, el hombre actual tiene que situarse, adoptar una actitud, contraer un compromiso ideológico y vital al mismo tiempo, y en Fuera del juego se sitúa del lado de la Revolución, se compromete con la Revolución, y adopta la actitud que es esencial al poeta y al revolucionario: la del inconforme, la del que aspira a más porque su deseo lo lanza más allá de la realidad vigente.

Aquellos poemas, cuatro o cinco a lo sumo, que fueron objetados, habían sido publicados en prestigiosas revistas cubanas del actual momento revolucionario. Así, por ejemplo, el poema “En tiempos difíciles” había sido publicado en la revista Casa de las Américas, número 42, sin que en el momento de su publica­ción se engendrara ningún comentario desfavorable.

Otros poemas habían sido publicados en la revista del Con­sejo Nacional de Cultura y en la de la UNEAC, así como en re­vistas extranjeras que muestran un apasionado entusiasmo por nuestra Revolución.

La fuerza y lo que le da sentido revolucionario a este libro es, precisamente, el hecho de no ser apologético, sino crítico, polémico, y estar esencialmente vinculado a la idea de la Revo­lución como la única solución posible para los problemas que obsesionan a su autor, que son los de la época que nos ha tocado vivir.

Firman
J. M. Cohen, César Calvo, José Lezama Lima, José Z. Tallet, Manuel Diaz Martínez