Inicio Etiquetas Polémicas cubanas de los sesenta

Etiqueta: polémicas cubanas de los sesenta

Más que en esos “peores y mejores de los tiempos” con que Dickens representó la Revolución francesa, vivimos donde “la confusión ha hecho su obra maestra”, como presentó Shakespeare el momento en que Macbeth, adicto ya al poder y a la historia, asesinó al noble buen rey Duncan mientras...
Acabo de leer las declaraciones hechas por Guillermo Ca­brera Infante al semanario argentino Primera Plana. Conocía una versión cablegráfica demasiado sucinta para que pudiera emitir un juicio inmediato sobre ella. Un amigo argentino me ha traído el ejemplar de la revista donde aparece el texto com­pleto. Ha llegado, pues,...
Tomás Eloy Martínez, jefe de redacción de ʻPrimera Planaʼ, entrevistó personalmente y por escrito a Guillermo Cabrera Infante, Gabriel García Márquez, Carlos Fuentes, Severo Sarduy y Julio Cortázar. Las respuestas de Cabrera Infante aparecen en las páginas 48-50. Entre los maullidos del gato Offenbach y la incesante crepitación de la manzana...
El día 28 de octubre de este año se reunieron en sesión conjunta el comité director de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC) y los jurados extranjeros y nacionales designados por ella en el concurso literario que, como en años anteriores, tuvo lugar en este. El...
En la ciudad de La Habana, a los veinte y dos días del mes de octubre del año mil novecientos sesenta y ocho, reunidos para otorgar el Premio de Poesía “Julián del Casal”, convocado por la Unión de Escritores y Artistas de Cuba, acuerdan dar el premio número 31,...
El extenso alegato que la redacción de El Caimán Barbudo enfrentó a mi breve nota a propósito de Pasión de Urbino, revela entre otras cosas, un aspecto sorprendente de nuestra vida cultural. Ya no basta con tener una opinión, expresarla y hacerse responsable de ella. Ahora hay que escribir lo...
ʻEl Caimán Barbudoʼ abrió una encuesta sobre la novela de Lisandro Otero, ʻPasión de Urbinoʼ. La abrió, entre otras cosas, porque los cinco mil ejemplares de la novela se agotaron en menos de una semana. Sólo la respuesta de Heberto Padilla no se ajusta a lo pedido. La redacción...
Conozco el manuscrito de Pasión de Urbino, sus muchas, y ahora compruebo que insuficientes, modificaciones, desde 1964. Lisandro Otero solía dármelo a leer después de cada revisión. A instancias suyas lo envié al editor español Carlos Barral para que lo hiciera participar en el concurso Biblioteca Breve, de su editorial. Comprendí...