Inicio Etiquetas Poesía latinoamericana contemporánea

Etiqueta: poesía latinoamericana contemporánea

El espejo

Las cajas guardan momentos que no terminaron, momentos que prometían. En esas cajas que no me atrevo a tocar se han reunido cuentos y novelas, poesía, lápices y plumas que no pudieron seguir contando. Cada vez que decido poner fin a la tal caja y me encuentro un libro o una hoja de papel, me tiro en la cama, me agarro...
Me mostraron sus sonrisas atrapadas por la mueca. ¿Qué otra palabra existe? ¿enojo?, ¿cadalso?, ¿guillotina? Ahora me toca dar testamento de cómo se hicieron camellos, caballos, Pegasos y unicornios. ¿Cuándo dieron sus mentes a los sacerdotes del tedio, a la ciencia y las agujas? A mi madre la guardaron las hormigas del convento. Se dio luz a sí misma. Salí con una cabeza...
Descompuestos. Golpeados. Los pies llagosos. La caravana de inmigrantes. De camellos. Un dolor que camina. Dobladitos. Mochileros. Dejando un ojo en la península de Yucatán. Una pierna en Tecún Umán. El corazón en el río Suchiate. Reptando hacia arriba. Boqueando. Soñando con la tierra del póster de las sopas Campbells que a ninguno le dará de comer.

Mordazas

Si nos hubiéramos querido. Si hubieras dejado a un lado cualquier ambición. Si hubieses dejado de mirarte al espejo, ese incesante instrumento de distancias y esperas. Yo creí que era de arena, sin forma, yeso blanco, polvo, churre, cualquier elemento pero no persona. Todavía no lo soy. A punto de partir sin enterarme de cómo fue ni quién soy. No me acuerdo...

Imago mundi

Alzadlo. Roce su mano su descomposición, tras el barandal beatos y vestales, y las arrepentidas mirando la escena, se les nuble la vista: vean el coro de espaldas, capas pluviales, en un callejón sin salida. Se retire, y aún no entienda. Todavía no balan en el redil los corderos, no se oye mugir, gañir, gamitar, qué se hizo de la curruca y...
Bienestar, ésa es la realidad, y no la idea demasiado abstracta de la felicidad. Sentarme al atardecer al pie del Espantapájaros, a lo lejos deje de dar vueltas el catavientos, haya amistad (distributiva) entre semillas de cebada (actividad razonada) y los gorriones. Y tener un vientre equino (rumiante) poder digerir el heno y la fajina. El rascón a...
I Al alba, en el inicio mismo de Ejes, el gallo de madera de Chuang Tzu pareciera representar la ansiada imperturbabilidad estoica u oriental frente al mundo de lo sensible. Es decir, frente a las extinciones, la adquisición por parte del sabio o del poeta de un distanciamiento. Pero José...
1 Desde la publicación de sus reconocidos Poemas y antipoemas (1954), Nicanor Parra (San Fabián de Alico, 1914 - Las Cruces, 2018) resultó siempre una presencia extraña e incómoda en el panorama literario chileno. A pesar de los distintos saludos a la bandera que prodigaron las instituciones (fue director honorario de la...

Retratos

Retrato como eco ¿En qué escondrijo de ti gesticula la noche? ¿Quién te enseñó a crearte disfraces y verdades como ropas de tu acontecer? ¿Por qué mano transcurres al tacto azogado de la permanencia? ¿Qué ases que no sea quietud, estruendo, quietud, estruendo? Mazmorras de ignorarte, mina de bajar a buscarte. Cada vez más profundo descender y hallar el estupor...
A la derecha doblo a la derecha de mi cama doblo a la intemperie de mí misma me adentro en los pliegues de la sábana en mis dobleces encuentro la pesadilla de haber despertado a lo mismo A la izquierda doblo a la izquierda recorro en silencio el trayecto hasta llegar al parque me siento el tiempo y la oscuridad se confunden con el banco donde reposo tranquila Plomo Aplomada no...