Inicio Etiquetas Narrativa cubana

Etiqueta: narrativa cubana

Un festival en Matanzas. Un tren. Una gallina. Un hidrocéfalo… Escrituras de Rolando Sánchez Mejías es un mapa político y escritural de la errancia en Cuba; un mapa entre frustración y espera. No sólo porque el protagonista, ese Yo siempre a medias entre ficción y biografía, se pregunte constantemente por la realidad: el por...
Luego de oír hablar en un salón a su admirado escritor Bergotte, y de reflexionar acerca de las correspondencias entre modos de pronunciación y modulaciones de la prosa, el narrador de En busca del tiempo perdido apura una tesis sobre la rara cualidad del acento: “eso que, en los...
Ganar el día. Desde por la mañana esa frase en la cabeza y el calor. O desde anoche, en la duermevela de nuestro autobús trasmanchego, unos de esos autocares que desde fuera se ven todo confortables y una vez dentro se revelan como lo que son, una lata de...
En 1937, el mismo año en que José Lezama Lima publica el largo poema Muerte de Narciso, aparece también en La Habana Vendaval en los cañaverales, una novela escrita entre París y Nueva York por el intelectual reaccionario Alberto Lamar Schweyer. A pesar de haber sido llamado “el traidor”...
“La novela Vendaval en los cañaverales (1937) de Alberto Lamar Schweyer narra una intriga obrera que en los convulsos años treinta trastocaría el complejo azucarero cubano y el corazón mismo de la acumulación exportadora, convulsionando la política de las últimas dos décadas de la República. Vendaval sería un intento...
llegamos al mediodía, con calor fuerte, por una carretera pelada y arenosa, como esas de las narraciones de Faulkner. llegamos a la finca de aquel hombre. él se sentó en cuclillas y, mientras fumaba, nos contó muchas cosas sobre los perros de pelea. alrededor, había jaulas con palomas, gallinas,...
cómo estoy en el censo ESCOBAR Había entrado por puro azar una pestaña en su boca y, mientras caminaba, cataba la textura de ese pelo suyo con la punta de la lengua, el reverso de los dientes superiores y las estrías del velo del paladar. Con ese vello diminuto y curvo...

Souvenir

De pronto alguien tocó a la puerta. Nudillos, el timbre no funciona hace tiempo. Cerré la ducha e hice como si no escuchara, como si conmigo no fuera: cerré los ojos y respiré tranquilo. Mantuve un buen rato la posición del sordo, una toalla negra sobre los hombros. Pero...
Ya desde el día en que la conocí, e imagino que aún desde mucho antes, Reina María Rodríguez no sabía qué hacer con su vida. Al menos eso le oí decir entonces, y eso ha repetido durante todos estos años. Había comenzado con su primer libro –La gente de mi...