Sergio Pitol en los años sesenta.
Sergio Pitol en los años sesenta.

Barcelona, a 7 de diciembre de 69

Querida Miriam:

¿Cómo estás? ¿Qué harás? ¿Sigues el trabajo con Nono?[1] ¿Y los nuevos planes? ¿Y el trabajo de Jorge? ¿Y el horrible invierno?

Yo voy saliendo de una crisis que comenzó el 1o de septiembre cuando me vine a vivir al Hermitage y a la que apenas le voy viendo salida.

Crisis profesional, de ideas, de trabajo, económica, de relación social, de soledad, familiar… de todo…

Pero voy viendo luz.

Y creo que en enero, con el nuevo año, con la nueva década, empezaré a resurgir.

Pensé en abandonar Barcelona.

Irme a Canarias o algún lugar barato de África.

Después, sin saber por qué, decidí quedarme. En L’Hermitage.

Quiero hacer una novela corta sobre Barcelona. Un texto más bien porque no tendrá trama aparente. Es sólo la relación entre un hombre perseguido y esta ciudad. Tengo la idea en la cabeza. No pienso en otra cosa. El protagonista es la ciudad[,] su arquitectura, su decoración, su art nouveau.

El personaje siente todo eso como un gran vientre materno, todas las volutas, las curvas, las enormes hojas de piedra de Gaudí y seguidores, como una matriz, como algo muy de carne que lo acoge y a la vez lo tritura.

Tomo notas.

En enero me voy a Cadaqués. Los Tusquets me dejan su casa. Me dedicaré sólo a escribir.

Qué hago con el baúl. Escríbanme.

Estoy gordísimo. La crisis me hizo comer todo el tiempo. Parezco Lezama.

Feliz año nuevo!

Viva 1970

Abajo 1969… No tanto.

Un abrazo, los quiere.

Sergio

Nota

[1] Luigi Nono (1924-1990). Músico, escritor y activista político (comunista) italiano,  a través de una recomendación de Carlos Franqui, Myriam Acevedo participó en un espectáculo con música suya (novedad en aquella época pues era música electrónica) en el que se recitaron textos del Che y Franqui y que se presentó en la televisión italiana el 21 de marzo 1970.

Sergio Pitol: carta inédita a Myriam Acevedo

Deja un comentario

avatar