Grabado de Juan Carlos Alom para La Huella Múltiple

Este texto fue publicado originalmente en 1999 como parte de la segunda edición de La Huella Múltiple (1996-2006), un importante evento dedicado al grabado organizado por los artistas cubanos Belkis Ayón, Sandra Ramos, Abel Barroso e Ibrahim Miranda. Además de celebrar exposiciones, performances y talleres sobre distintas técnicas gráficas, en cada una de las cinco ediciones, los organizadores lograron publicar también una voluminosa carpeta que contenía un promedio de 50 grabados originales en edición limitada de 300 ejemplares, encabezada siempre por un texto crítico. Belkis me invitó a colaborar con un texto en esta segunda edición y aproveché no sólo para expresar mis concepciones más o menos libérrimas sobre el grabado, sino también para sazonar el texto con imágenes y viñetas en sustitución o como refuerzo de mis palabras. Me parecía que un texto sobre el grabado debía tenerlas. En mi caso, al carecer de otros recursos gráficos, tuve que acudir a las viñetas del editor de textos que por entonces se utilizaba en las PCs, no recuerdo si una primitiva versión de Windows o el aún más antiguo WordPerfect 5. 0. La propia Belkis, Ibrahim o alguno de los organizadores del proyecto propusieron el texto a la Gaceta de la UNEAC para su publicación, donde apareció ese mismo año aunque sin la inclusión de las viñetas –consideradas innecesarias por sus editores–. (La Gaceta de Cuba, La Habana, n.o 3, mayo-junio de 1999, pp. 44-47). Me alegra que Rialta acepte publicar la versión original, y poder disfrutar así de esa apariencia vintage que en su momento el texto no tenía, no podía tener.

 

 

avatar