Los invasores

Descompuestos. Golpeados. Los pies llagosos. La caravana de inmigrantes. De camellos. Un dolor que camina. Dobladitos. Mochileros. Dejando un ojo en la península de Yucatán. Una pierna en Tecún Umán. El corazón en el río Suchiate. Reptando hacia arriba. Boqueando. Soñando con la tierra del póster de las...

En mi país todas las cosas se van al mar

En mi país todas las cosas se van al mar. La cafetera de mi abuela. Las cafeteras con patas que pintó Acosta de León. Las llaves. Los neumáticos. Los viejos en sus bancos. Pétreos. Los pescados se van al mar. No regresan nunca a...

Mordazas

Si nos hubiéramos querido. Si hubieras dejado a un lado cualquier ambición. Si hubieses dejado de mirarte al espejo, ese incesante instrumento de distancias y esperas. Yo creí que era de arena, sin forma, yeso blanco, polvo, churre, cualquier elemento pero no persona. Todavía...

Poemas de ‘Le Quadruple Coup d’Oeil’

PRO/LOGOS: laissez-moi frapper l’oeil Aquí, aunque abras y cierres bien los ojos, te aseguro que siempre vas a ver lo mismo: tachonazos de una escritura flamboyant sombreando a un YO que no se sabe muy bien de dónde...

Zona de turbulencia

Riders on the storm into this house we’re born The Doors Y ahora que dejamos la tierra y nos lanzamos sin más hacia la altura, se cierra el cielo, se abre el ojo de la tormenta. La gente se...

Tadeusz Różewicz: poemas

La espina no creo no creo desde que abro los ojos  hasta cerrarlos no creo desde una orilla  hasta la otra  de mi vida no creo con la misma profundidad  con que mi madre  creía no creo al comer pan al beber agua al amar un cuerpo no creo en...

Dos poemas de Georg Trakl

Atardecer en Lans Peregrinaje a través del verano crepuscular ante gavillas de trigo amarillo. Bajo blanqueados arcos por donde la golondrina entraba y salía, bebimos ardiente vino. Hermoso: oh melancolía y risa purpúrea. Atardecer y oscuro aroma del verdor refrescan...

Imago mundi

Alzadlo. Roce su mano su descomposición, tras el barandal beatos y vestales, y las arrepentidas mirando la escena, se les nuble la vista: vean el coro de espaldas, capas pluviales, en un callejón sin salida. Se retire, y aún no entienda. Todavía no...

Embates y otros poemas

Epitafio del fuego Quién sopla el fuego de los huesos, quien lo hace chisporrotear sobre el abismo de cada uno, destrabando las piedras del alma, echándolas a rodar hacia la nada? Del invierno de Dios El arca del verano, su memoria, dónde están,...

Oda a la amistad

Bienestar, ésa es la realidad, y no la idea demasiado abstracta de la felicidad. Sentarme al atardecer al pie del Espantapájaros, a lo lejos deje de dar vueltas el catavientos, haya amistad (distributiva) entre semillas de cebada (actividad razonada) y los...

Te puede interesar

Rabo de anti-nube (fragmentos del diario de Lorenzo García Vega)

Abril 14. Mamá, ¡tan vieja estaba cuando se murió!, aparece en un cine. Ella temerosa, no se sabe desplazar. Ella quiere ir al baño,...