Poemas de “El libro de los conjuros”

A la derecha doblo a la derecha de mi cama doblo a la intemperie de mí misma me adentro en los pliegues de la sábana en mis dobleces encuentro la pesadilla de haber...

Bagatelles

III Estando solo mientras los botes regresaban lentamente al celuloide Pensé que morir era también esa hora pequeña frente al muro Mientras los pescadores iban y venían Apuñalando por...

Tríptico de la complacencia

Luis Alberto Arellano: presentación y homenaje Los manuales, los trípticos, las instrucciones y los consejos son cortesía (parte) ofrecida al que se disponga a recorrer...

Desayuno en Port-Royal

Largas semanas de experimentos con el vacío. Luego de mitigar presencias, de raspar toda abundancia propia –sin dudas el milagro más eficiente–, una delgada infinitud...

Paradoja del caracol

Para Federico de la Vega Amanece en Guantánamo la tarde caraqueña. Mi aquí es allá y mi ahora es ayer. Lo fue Nueva York, lo es Caracas. La...

Tres poemas de “Lumbre”

XX Cabelleras alborotadas atraviesan la plaza. El viento levanta los vestidos. Las mujeres llevan un talismán en las manos. Polvo de ladrillo. Patios de lluvia. Los hombres se acodan y...

La voz del amo

Hiño la masa del pan, acuello el pie del árbol, el aire asgo, a izquierda y derecha poternas de vocabulario. En mí lo que sucede es el lenguaje. El pan que consumo bodigo, la consagrada hostia del diccionario, antónimo...

De Diálogos

Entre, póngase a la mesa. Coma. De lejos coma. Mire los ojos de los dos. Una pierna sobre la otra para comer. Enredado todo. La lengua...

Celebración del delfín al alba

Antonio José Correia, poeta memorable desciende con ensoñado paso por la Calle del Obispo. La despejada frente absorbe el rocío como la hoja pulposa del Hemerodáctylus. El...

káthetos

mi adicción era cogerle la mano   al sentirla resaltaba un cuerpo armado de distintos rompecabezas   cada uno seleccionó los extremos   sus partes podían ser tan pequeñas...