Inicio Autores Por MAGALI ALABAU

MAGALI ALABAU

MAGALI ALABAU
4 PUBLICACIONES 0 COMENTARIOS
Magali Alabau nació en Cuba y reside en Woodstock, Nueva York, desde 1968. Hasta mediados de los años ochenta desarrolló una amplia carrera teatral como actriz. Tras retirarse del teatro, comenzó a escribir poesía. Ha publicado nueve poemarios entre 1986 y 2016. Sus poemas han aparecido en prestigiosas antologías. Obtuvo el Premio de Poesía de la revista Lyra (Nueva York, 1988), la beca de creación literaria Oscar B. Cintas (1990-1991), así como el Premio de Poesía Latina por el libro Hermana, otorgado por el Instituto de Escritores Latinoamericanos de Nueva York en 1992. El cuaderno Ir y venir (Bokeh, Leiden, 2017) reúne su poesía escrita entre 1986 y 2016.
Cada año la nieve es más intensa. Blanca pradera de sal. Mañana las pisadas de todos, las huellas, los engranajes de la naturaleza, se grabarán como algo común. Mi ventana es larga, tres ventanas en una pared. La madera las separa. En invierno hay que sellarlas, excepto una, desde donde miro el blanco saturado de hielo. Los pájaros buscan semillas...

El espejo

Las cajas guardan momentos que no terminaron, momentos que prometían. En esas cajas que no me atrevo a tocar se han reunido cuentos y novelas, poesía, lápices y plumas que no pudieron seguir contando. Cada vez que decido poner fin a la tal caja y me encuentro un libro o una hoja de papel, me tiro en la cama, me agarro...
Me mostraron sus sonrisas atrapadas por la mueca. ¿Qué otra palabra existe? ¿enojo?, ¿cadalso?, ¿guillotina? Ahora me toca dar testamento de cómo se hicieron camellos, caballos, Pegasos y unicornios. ¿Cuándo dieron sus mentes a los sacerdotes del tedio, a la ciencia y las agujas? A mi madre la guardaron las hormigas del convento. Se dio luz a sí misma. Salí con una cabeza...

Mordazas

Si nos hubiéramos querido. Si hubieras dejado a un lado cualquier ambición. Si hubieses dejado de mirarte al espejo, ese incesante instrumento de distancias y esperas. Yo creí que era de arena, sin forma, yeso blanco, polvo, churre, cualquier elemento pero no persona. Todavía no lo soy. A punto de partir sin enterarme de cómo fue ni quién soy. No me acuerdo...