Inicio Autores Publicaciones por GERARDO FERNÁNDEZ FE

GERARDO FERNÁNDEZ FE

GERARDO FERNÁNDEZ FE
7 PUBLICACIONES 0 COMENTARIOS
Gerardo Fernández Fe (La Habana, 15 de enero de 1971) es un novelista y ensayista cubano. Sus obras más conocidas son las novelas La falacia (1999) y El último día del estornino (2011) y los libros de ensayos Cuerpo a diario (2007) y Notas al total (2015). El volumen Tibisial (Rialta, 2017) reúne toda su poesía –escrita hasta la fecha.

Roberto Friol o la torpeza de Frater Taciturnus

Una de las curiosas teorías de Søren Kierkegaard en su libro Concepto de la angustia sugiere que el paganismo, relacionado a partir de la cristiandad con el pecado, con la pérdida, con un desvío…,...
Sergio Pitol

Sergio Pitol en La Habana

“El final es un poco político”, confiesa Sergio Pitol al referirse a su novela El desfile del amor en una entrevista de 1990 con Jesús Salas-Elorza. “Yo creo que quería señalar que la derecha no...

Rotunda piel

Uno Ha entrado por puro azar una pestaña en su boca y, mientras camina, cata la textura de este pelo suyo con la punta de la lengua, el reverso de los dientes superiores y las...
leon spilliaert

El Censo

cómo estoy en el censo ESCOBAR Había entrado por puro azar una pestaña en su boca y, mientras caminaba, cataba la textura de ese pelo suyo con la punta de la lengua, el reverso de los...

Tibisial

GERARDO FERNÁNDEZ FE Tibisial ISBN: 978-607-97438-4-0 PRÓLOGO: Ibrahim Hernández Oramas COLECCIÓN: Páramos FORMATO: 203 x 127 mm NÚM. DE PÁGINAS: 92 PUBLICACIÓN: abril de 2017 Descripción del libro La poesía de Gerardo Fernández Fe (La Habana, 1971) se define en la tensión entre...

Pescados en cecina

En una época, en un imperio (otomano quizás) jugábamos a borrar de los mapas el escurridizo pedazo de tierra que hoy llamamos Albania. Desaparecía la estepa, los caldos de la arena. La nación dejaba de...

Tautología y performance

Por GERARDO FERNÁNDEZ FEMe hubiera gustado dibujar las cartas. Por mucho tiempo preferí ser el pintor. Pero al nacer ya estaban sobre mi mesa. Solo quedaba garabatearlas, escribir nombres de húmedos insectos. Mi único...